Juguetes especiales

Existen en el mercado juguetes especialmente diseñados para niños con una discapacidad concreta, pero son pocos, normalmente de importación y con un precio bastante distante de los precios de los juguetes estándar. Si escogemos un juguete de este tipo, es importante asegurarse de que se adecúa al interés del niño y de que le procurará diversos ratos de diversión y entretenimiento.

Hagamos especial mención de los juguetes didácticos de uso escolar. Estos juguetes están pensados para utilizarlos en la escuela y por lo tanto es habitual que sean de una medida más grande y más resistentes, por lo que son un buen recurso para los niños con discapacidades.

Al igual que en el momento de la compra de cualquier juguete, cuando compremos uno especialmente diseñado para un niño con discapacidades, hay que reflexionar respecto a qué tiene, qué le gusta y qué necesita ese niño o niña en concreto. Estas tres preguntas serán un buen punto de partida para hacer una selección responsable [link a consumo].

En esta labor de identificación y selección, la consulta con el pediatra, el especialista o los maestros es fundamental, ya que nos darán informaciones y orientaciones muy valiosas.

Por otra parte, hay que contar con la posibilidad de entrar en contacto con equipamientos e instituciones que disponen de este tipo de material y de un servicio de uso de los juguetes, incluido el préstamo de los mismos.
En el mercado se pueden encontrar juguetes especiales con adaptaciones estándar. Muchos de ellos se dirigen a niños con discapacidad motora que tienen muy reducido su campo de acción y por lo tanto de juego.
Las adaptaciones más usuales consisten en hacer más manejables juguetes con movimiento propio alimentados por pilas y/o corriente, añadiéndoles mandos a distancia y conmutadores. De esta forma los niños pueden dirigirlos o accionarlos de forma independiente.
En esta línea, uno de los campos donse se han desarrollado más adaptaciones estándar es el de los periféricos para el uso del ordenador, ampliando de forma notable las posibilidades de uso de esta herramienta de comunicación, con múltiples aplicaciones lúdicas y de entretenimiento.