Normativa

Los requisitos mínimos que deben cumplir los juguetes para que sean seguros y puedan comercializarse sin riesgos vienen establecidos por una normativa específica que se aplica en todos los países de la Unión Europea.

Los fabricantes o bien sus representantes, distribuidores y comerciantes, están obligados a cumplirla, a fin de proporcionar a los consumidores únicamente juguetes seguros.

De acuerdo con esta normativa, deben tenerse en cuenta tres aspectos clave en su fabricación y componentes:

  • Las propiedades mecánicas y físicas
    Ejemplo: un juguete de madera no debe tener astillas
  • Los materiales no deben inflamarse
    Ejemplo: no se debe utilizar en ningún caso el celuloide
  • La composición química
    Ejemplo: un muñeco no debe tener sustancias tóxicas que puedan poner en riesgo la salud.